Descubre: Las 24 preguntas que más se utilizan en una entrevista de trabajo

Bysolucionlaboral

Descubre: Las 24 preguntas que más se utilizan en una entrevista de trabajo

Si tuvieras que elegir uno de los siguientes puntos ¿cuál crees que causa peor impresión al reclutador?

  1. Mala imagen (apariencia física).

  2. Enfocarse –sólo- en preguntar por el salario.

  3. Desviar la mirada cuando el empleador cuestiona un aspecto difícil.

  4. No preguntar cuando te lo piden.

  5. Llegar tarde a la cita.

 

Los cinco aspectos restan puntos frente al reclutador, pero el más delicado es la número cuatro. Al menos eso fue lo que detectó una encuesta aplicada a 150 personas del área de Recursos Humanos, en Estados Unidos, y publicada por John Kador en el libro 301 Best Questions To Ask on Your Interview.

Es cierto que no sólo las preguntas determinan la contratación de un empleado, pero saber responder y plantear un cuestionamiento ‘atractivo’ sí logra diferenciar a uno de otro candidato. Esto denota interés y preparación del profesional para atender en forma asertiva una entrevista, dice la psicóloga industrial con experiencia en reclutamiento, Berenice Vallejo Franco.

 

A veces pareciera que el propio reclutador no tiene claro a dónde quiere llegar con determinadas preguntas, sin embargo, es él o ella el primer acercamiento con la organización, así que en lugar de tener un sentimiento de ‘frustración’ hay que llegar preparado para todo tipo de planteamiento.

 

Hay algunos empleadores que piden hablar de aspectos más temidos o raros, por ejemplo: ¿por qué dejaste de trabajar X número de años?, ¿en qué situación has cometido el peor error?, ¿qué harías sin en lugar de ascenderte a ti, en cierto tiempo, asigno a un compañero? Y –la básica- ¿cuál es tu mayor defecto?, aunque ésta última es muy común, es de las que causa mayor preocupación entre los candidatos por no saber cómo contestar, refirió una encuesta de la firma estadounidense Zogby Analytics, elaborada entre más de 1,000 ejecutivos en ese país.

 

“Los planteamientos más inocentes pueden alterar a un empleado, según su situación personal y profesional. Si el empleado acabó en malos términos con el jefe, eso puede ser suficiente para explotar y hablar mal de él o ella al preguntarle por qué renunció o quiere cambiar de empleo”, explica Vallejo.

Adicional a las preguntas que plantee el reclutador, éste puede sumar tensión al encuentro al asumir una actitud de ‘desafío’ frente al candidato, y sólo para medir cómo reaccionaría en situaciones de tensión, explica la psicóloga industrial.

“Una vez le pregunté a una mujer: en tu lista de prioridades ¿cómo acomodarías tu vida familiar y cómo lo laboral? Se enmudeció y después respondió que su familia estaba en primer lugar, como es natural. Sin embargo, esperábamos una respuesta que incluyera ambos universos en su vida. No íbamos a descartar por ser mamá, pero sí queríamos proactividad de su parte para hablar sobre el tema”, relata Vallejo.

Prepararse para las interrogantes que traiga en mente el reclutador no sólo ayuda a tener un mejor desempeño, también es necesario porque permite un mejor manejo de la situación y prever qué te cuestionarán según el puesto al que apliques.

Uno de los recursos utilizados con frecuencia es la entrevista por competencias, donde el reclutador busca ejemplos de conductas que el profesional tenga en su vida laboral y personal, y que hayan causado impacto en su desempeño.

Si en tu caso, tienes cierta experiencia laboral y estás aplicando para un puesto intermedio, por ejemplo una coordinación o jefatura, se buscará evaluar elementos como iniciativa, dinamismo, energía, empowerment, adaptabilidad y franqueza.

Los reclutadores ‘lanzan’ preguntas por cada concepto que quieren valorar. Martha Alles, autora del libro Cómo Entrevistar por Competencias, indica que se buscan indicadores reveladores de cómo reaccionar ante problemas relacionados con el puesto. También pueden analizar la capacidad para hacer mejoras en el área, o nivel de incentivo. Algunas preguntar que abordan esas destrezas son:

 

  1. ¿Qué haces cuando tienes dificultades para resolver un problema?

  2. ¿Cuál ha sido el trabajo más interesante para ti, cómo lo manejaste?

  3. ¿Cuál es la tarea más aburrida que te ha tocado, cómo la desarrollaste?

  4. ¿En tu último trabajo, cuáles fueron los logros más importantes?

  5. ¿Qué proyectos o ideas fueron vendidos y llevados a cabo gracias a ti?

  6. ¿Cuéntame sobre alguna situación en que hayas propuesto una mejora para el área?, ¿Cuáles fueron los resultados?

Cuando se busca medir dinamismo, se opta por cuestionamientos que reflejen capacidad para trabajar fuerte en situaciones cambiantes, con diferentes personas, y en jornadas de trabajo largas, sin que esto último afecte tu productividad. Las preguntas que responden a este concepto son:

  1. Dame un ejemplo de una tarea que implicó más esfuerzo, ¿cómo la enfrentaste?

  2. Háblame de imprevistos que obligaron a reorganizar tu tiempo, ¿cómo actuaste?, ¿cómo distribuiste tus tareas?

  3. Si tuvieras que manejar los horarios de una forma distinta, para tomar algunos cursos que demanda la empresa, ¿cómo te organizarías?

  4. ¿Qué acostumbras hacer en tu tiempo libre?

  5. ¿Cuántas tareas puedes y te gusta realizar a la vez?

Berenice Vallejo explica que el empowerment es una de las competencias más valoradas por los empleadores, porque a través de éste miden la capacidad para establecer objetivos de desempeño y sus responsabilidades. Laspreguntas asociadas a esta destreza son

  1. Dime una situación en la que incorporaste a alguien más del equipo o del área para trabajar ¿en qué te fijaste para elegirlo (a)?

  2. Prefieres trabajar en forma independiente, o en equipo.

  3. ¿Cómo reaccionas cuando, en tu ausencia, otro trabajador toma decisiones en un hecho vinculado a tu trabajo?, ¿qué haces?

  4. ¿Cómo manejas los reclamos e inquietudes de los colaboradores y de los jefes?

Otra característica a la que prestan atención las empresas es el nivel de adaptabilidad, es decir, flexibilidad para cambiar la forma de actuar según las metas que se deben cumplir, o cuando surgen dificultes. Entre las preguntas para evaluar esta característica destacan:

  1. ¿Qué haces cuando tienes que encargarte de una tarea que no corresponde a tus objetivos?

  2. Cuando te delegan nuevas actividades,¿cómo reaccionas?

  3. ¿Qué actividades manejaste en tu último trabajo que no estaban, originalmente, en la descripción del puesto?, ¿cómo te sentiste?

  4. ¿Estarías dispuesto a cambiar de país o ciudad si tu puesto así lo requiere?

Vallejo Franco menciona que además de prepararse para responder a las preguntas comunes en una entrevista, así con ejemplos y cifras sobre tu desempeño, hay que pensar en cuestionamientos interesantes parael reclutador. “Hay quienes garantizan experiencia en la industria y conocimiento del puesto, pero desaprovechan su oportunidad de brillar al momento de preguntar”, explica la psicóloga industrial.

Lo que ayuda a destacar es enfocarse en puntos que resalten habilidades, demuestren comprensión de los retos de la empresa, responsabilidad, confianza y proactividad, cita Andrew Sobel, autor del libro Power Questions: Build Relationships, Win New Business, Influence Others.

Las siguientes preguntas permiten al candidato conocer la cultura de la organización, conocer más sobre el puesto y- sobre todo- no quedarás ‘mal’ frente al reclutador:

  1. ¿Cuáles son los retos inmediatos de este puesto, qué es lo más importante a cubrir en los primeros tres meses de trabajo?

La respuesta ofrece un panorama de cuáles son las prioridades y urgencias a resolver en las primeras semanas laborales. También puede ser un termómetro para medir el ambiente y la forma de organización que prevalece en ese lugar.

  1. Por la información que conozco de ustedes, sé que tienen en mente cambios o nuevos planes en …. (Mencionar un ejemplo). Pregunta: ¿cuáles son las tareas o proyectos con potencial de crecimiento y áreas de oportunidad?

Con el objetivo de mostrar interés por los planes del negocio, piensa en una sugerencia o solución que puede adoptar el grupo y represente un valor agregado de tu parte. Lo importante es demostrar que sabes de lo que hablas, pero ten cuidado en revelar información confidencial o una estrategia completa, ¡todavía no estás contratado!

  1. Sé que este puesto representa un crecimiento en mi carrera. ¿Cuál es el aspecto más gratificante de trabajar aquí?

Esta pregunta puede sonar ‘intrusiva’, pero ayuda a obtener información sobre el clima laboral, la forma en que concilian el equilibrio trabajo- familia (si es que lo hacen), las compensaciones para los empleados, entre otros datos. Las empresas disfrutan hablar sobre sí mismas y el trabajo que realizan; cuestionamientos como éste permiten tener una “flash” de cómo será la vida profesional en ese lugar.

  1. ¿Quisiera saber sobre sus planes de carrera, manejan este tema con sus empleados?

Los datos arrojados permiten visualizar tu futuro en ese trabajo. En la entrevista tienes minutos valiosos para identificar si es un lugar con políticas de crecimiento profesional.

  1. ¿De qué manera se evalúa el desempeño de los empleados?

Esta pregunta no se reduce a entender ¿por qué te premian o descalifican? Va más allá: ayuda a conocer qué criterios utiliza la organización para un esquema de compensaciones y desarrollo profesional, por ejemplo.

Sobel señala que no es necesario esperar al final de la entrevista para realizar estas preguntas. Estos indicadores se pueden comentar a lo largo de la entrevista, en especial si se vinculan con un dato referido por el reclutador.

Cuéntanos ¿qué preguntas interesantes o ‘poco comunes’ te han hecho en una entrevista?, y ¿cómo reaccionaste?

Fuente: http://ivonnevargas.com.mx

 

About the author

solucionlaboral administrator

Leave a Reply

WordPress spam blocked by CleanTalk.