3 razones por las que no encontrarás trabajo en las redes sociales

Bysolucionlaboral

3 razones por las que no encontrarás trabajo en las redes sociales

He recibido varios mensajes de personas que estaban en búsqueda activa de empleo. Dicho así no parece ninguna novedad porque lo cierto es que recibo unos cuantos todos los meses.

Lo que me llamó la atención es que junto con varios correos con CV incorporado recibí un mensaje de una persona con la que llevo tiempo interactuando en las redes y donde me decía que había encontrado trabajo.

Se sentía muy contenta tras su larga travesía por el desierto buscando empleo (más de un año) y me decía que quería compartirlo conmigo ya que había aprendido mucho de la información que colgaba en las redes y de mis posts.

Lo cierto es que lo habitual es recibir mensajes de personas que contactan conmigo para pedirme trabajo, pero no para decirme que han encontrado trabajo. Quizá por eso me hizo especial ilusión.

El hecho de haber recibido varias peticiones de empleo en tan poco tiempo junto con este correo de agradecimiento me hizo reflexionar sobre la manera tan diferente en que usan las personas que están en búsqueda activa de empleo las redes sociales para justamente encontrar nuevas oportunidades.

Como reclutadora, en ocasiones, tengo la sensación de que se está vendiendo la idea de que las redes son la nueva panacea para encontrar empleo y que es relativamente fácil. Tan sólo basta con abrirse un perfil y esperar a que trabaje por ti. Es cierto que esa idea es una herencia de la época dorada de los portales de empleo.

Es por ello que he querido recopilar en este post las tres errores más habituales que me encuentro a la hora de buscar empleo en las redes y que veo repetidos de forma sistemática.

La personalización de los mensajes para conectar: Esta persona contactó conmigo por primera vez el 7 de Agosto de 2013 y lo hizo a través de la red LinkedIn. Me mandó un mensaje personalizado donde indicaba que había participado en alguno de los debates que pongo en diferentes grupos de esta red social. A diferencia de lo que suele ser habitual en LinkedIn, donde cerca del 90% de las invitaciones que recibo no están personalizadas, esta persona se tomó la molestia de personalizar su invitación para conectar. Puede parecer un detalle banal pero lo cierto es que TODOS los usuarios con los que he hablado me dicen lo mismo: se valora MUCHO el recibir una invitación a conectar donde se ve que la persona ha hecho un cierto seguimiento de tu perfil profesional. Al fin y al cabo las redes sociales las hacen las personas que interactuamos en ellas y a veces nos olvidamos de que detrás de una foto de perfil hay una persona.

personaliza-tu-hoja-de-vida

¿Mandar el CV a tu red de contactos? el eterno dilema: algo que me llamó la atención de esta persona es que, pese a conocernos en las redes desde hace más de 1 año, en ningún momento me mandó un correo con su CV. Este es uno de los grandes errores que se cometen cuando se está en búsqueda activa de empleo. Incluso he podido leer algunos posts donde se recomienda que se localice a los reclutadores con el objetivo de poder mandarle el CV una vez que lo tienes en la red de contacto.

Sin embargo se tiende a olvidar, o a no decir, que para que pueda resultar efectivo es más que necesario haber interactuado antes con la persona. Y eso implica mantener una auténtica conversación en las redes y no sólo darle a “me gusta” y poco más.

En las charlas que imparto sobre búsqueda de empleo en las redes siempre hago la misma pregunta a la audiencia: ¿Por qué habría de tener en consideración a alguien que me manda su CV si no lo conozco de nada? ¿qué lo diferencia de otro candidato que también me manda su CV? El CV hace tiempo que dejó de ser efectivo para detectar talento.

Recuerdo que hace tiempo hice este mismo comentario indicando que me parecía uno de los errores más garrafales que se pueden cometer y que es casi asegurarse que el reclutador o la persona en cuestión te elimine de sus contactos. Ante ello una persona me mandó un mensaje diciéndome que “entonces si no podemos mandaros el CV, ¿de qué manera podemos contactar con los reclutadores?”.

La interacción es fundamental si uno quiere llamar la atención de los reclutadores y eso requiere tiempo y dedicación. Y cuando hablo de tiempo no me refiero a intercambiar un par de mensajes y de “me gustas” si no a interactuar de forma activa en varias redes durante varios meses.

En definitiva, mandar el CV ¡si! tras haber interactuado durante un tiempo y siempre preguntando primero.

Recuerda que el objetivo final de usar las redes para buscar empleo es que sea éste el que venga a ti.

personaliza-tu-hoja-de-vida

Mantenerse activo y visible: otra de las buenas prácticas de esta persona es el haberse mantenido activa y visible en las redes a lo largo de este tiempo. Reconozco que es difícil cuando se tiene una necesidad imperiosa de encontrar un puesto de trabajo el decir que encontrar trabajo en las redes es una carrera de fondo. Las redes están llenas de perfiles invisibles, perfiles que no tienen ningún movimiento ni actualización.

Se tiende a pensar en LinkedIn, por ejemplo, como si fuese una extensión más de un portal de empleo tipo Infojobs o similar. Sin embargo la esencia de las redes es radicalmente diferente a la de los portales de empleo.

LinkedIn se basa en la participación en los debates y en aportar contenido nuevo y relevante que tenga que ver con los intereses profesionales. Si piensas que por abrir tu perfil en LinkedIn los reclutadores acudirán en masa a verlo, lamento decirte que te estás equivocando de sitio. Eso podrá ser posible en un portal de empleo, e incluso ahora mismo tampoco lo veo factible, pero no en una red social donde hay miles de perfiles similares. Al final lo que cuenta para dejar de ser un perfil invisible es diferenciarse de los demás.

Con esto no quiero decir que necesites un perfil en cada red social. Es preferible tener pocos perfiles y estar activo a tener muchos y casi abandonados.

Hace poco en una charla que impartí a un grupo de mujeres emprendedoras me preguntaron cuánto tiempo sería necesario dedicarle a las redes sociales. Mi respuesta fue clara: “el que tu quieras dedicarle“.¡Ojo!, no he dicho el que puedas sino el que quieras ya que estar en las redes forma parte de tu propia estrategia de marca personal.

personaliza-tu-hoja-de-vida

Si hay algo que tienen las redes es que dejan rastro de todo lo que haces y también de lo que NO haces.

Piénsalo de esta manera: ¿Cuánto tiempo estás dispuesto a invertir en ti mismo y en tu proyección profesional?.

Si sólo puedes dedicarle 10 minutos, ¡hazlo!. Es mejor 10 minutos al día que nada. Y hazlo dando el 150% de ti.

Fuente: Isabel Iglesias

Post publicado inicialmente en Descubriendo talento

El dilema del directivo: un libro sobre liderazgo y gestión de personas.

Descárgate aquí el primer capítulo

About the author

solucionlaboral administrator

Leave a Reply

WordPress spam blocked by CleanTalk.